31 de enero de 2016

31 de enero: San Juan Bosco

"Memoria de san Juan Bosco, presbítero, el cual, después de una niñez áspera, fue ordenado sacerdote y en la ciudad de Turín, en Italia, se dedicó con todas sus fuerzas a la formación de adolescentes. Fundó la Sociedad Salesiana y, con la ayuda de santa María Dominica Mazzarello, el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, para enseñar oficios a la juventud e instruirles en la vida cristiana. Lleno de virtudes y méritos, voló al cielo en este día en la ciudad de Turín, en Italia (1888)" (Martirologio Romano)



Imágenes de San Juan Bosco en la casa de retiros de la Congregación Salesiana en Ramos Mejía (Buenos Aires).


29 de enero de 2016

29 de enero: San Pedro Nolasco

Pedro Nolasco, nacido en el Languedoc (o, según otros, en España) hacia 1180,  fundó en Barcelona en 1218, junto con San Raimundo de Peñafort y el Rey Jaime I de Aragón, la Orden de la Merced, dedicada a «visitar y librar a los cristianos que están en cautividad y en poder de sarracenos o de otros enemigos de nuestra Ley... por la cual obra de misericordia o merced... todos los frailes de esta orden, como hijos de verdadera obediencia, estén siempre alegremente dispuestos a dar sus vidas, si es menester, como Jesucristo la dio por nosotros» (Primeras Constituciones de la Orden de 1272).




El santo fundador de la Orden de la Merced falleció el día 6 de mayo de 1245, en Barcelona, en la Casa Madre de la Orden. Su cuerpo fue sepultado en la iglesia de dicho convento. Sus religiosos y el pueblo lo veneraron como santo desde un primer momento.



La Sagrada Congregación de Ritos, después del proceso canónico, en 1628 aprobó el culto inmemorial que desde su muerte se le había tributado.  En 1655 fue introducido su nombre en el Martirologio Romano. Alejandro VI, el 11 de junio de 1664, extendió su culto a toda la Iglesia fijando la celebración litúrgica el 29 de enero con oficio y misa. 


Un altar de la Basílica de Nuestra Señora de la Merced está dedicado al "Tránsito de S. Pedro Nolasco", como reza el cartel al pie de la imagen.


El Misal Diario para América del padre Azcárate (de 1946) ubica la memoria el 28 de enero, señalando que "hasta hace poco se celebraba su fiesta el 31 de enero" (y da como fecha de la muerte el 25 de diciembre de 1256); el "Diccionario de los Santos" de Santidrián y Astruga (Navarra, 1997) da para la memoria litúrgica la fecha del 30 de octubre en la entrada correspondiente, pero en el Apéndice dedicado a las celebraciones propias de España lo ubica el 29 de enero; en la mayor parte de las fuentes consultadas,  la memoria del santo se celebra actualmente en el día de su muerte, 6 de mayo. Optamos aquí, de todos modos, por la fecha tradicional.

Próxima entrada: 31 de enero, San Juan Bosco

25 de enero de 2016

25 de enero: Fiesta de la Conversión de San Pablo

La conversión al  cristianismo de Saulo,  hasta entonces cruel perseguidor de los cristianos, es un hecho tan destacado y de tan importantes consecuencias en la vida de la Iglesia naciente, que los Hechos de los Apóstoles la relatan tres veces. La primera ocasión (9, 1-9) dice:
Saulo, que todavía respiraba amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, se presentó al Sumo Sacerdote y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de traer encadenados a Jerusalén a los seguidores del Camino del Señor que encontrara, hombres o mujeres. 
Y mientras iba caminando, al acercarse a Damasco, una luz que venía del cielo lo envolvió de improviso con su resplandor. 
Y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?».
Él preguntó: «¿Quién eres tú Señor?». 
«Yo soy Jesús, a quien tú persigues -le respondió la voz-.  Ahora levántate, y entra en la ciudad: allí te dirán qué debes hacer».
Los que lo acompañaban quedaron sin palabra, porque oían la voz, pero no veían a nadie.
Saulo se levantó del suelo y, aunque tenía los ojos abiertos, no veía nada. Lo tomaron de la mano y lo llevaron a Damasco. Allí estuvo tres días sin ver, y sin comer ni beber.


En las otras dos ocasiones (22, 4-21 y 26, 9-18) es  Pablo mismo quien relata en primera persona su experiencia. Nos concentraremos en ambos casos en un detalle en particular del episodio:

-En el camino y al acercarme a Damasco, hacia el mediodía, una intensa luz que venía del cielo brilló de pronto a mi alrededor.  Caí en tierra y oí una voz que me decía: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?»  Le respondí: «¿Quién eres, Señor?», y la voz me dijo: «Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues». Los que me acompañaban vieron la luz, pero no oyeron la voz del que me hablaba (22, 6-9).

-Una vez, cuando me dirigía a Damasco con plenos poderes y con la orden de los sumos sacerdotes,  en el camino, hacia el mediodía, vi una luz más brillante que el sol, que venía del cielo y me envolvía a mí y a los que me acompañaban. Todos caímos en tierra, y yo oí una voz que me decía en hebreo: «Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Te lastimas al dar coces contra el aguijón» (26, 12-14).




En el camino de Damasco, Pablo, iluminado por la luz de Cristo, cae en tierra; tradicionalmente se entiende que fue derribado de su montura. Esa escena es representada en la fachada de la iglesia dedicada a San Pablo en Buenos Aires, sobre la avenida Álvarez Thomas al 700.


El domingo 10 de este mes fui especialmente hasta allí para tomar las fotografías que ilustran esta entrada.

La celebración de hoy tiene la categoría de Fiesta. Su Oración sobre las Ofrendas dice:

Señor, al celebrar estos divinos misterios, 
te pedimos que tu Espíritu infunda en nosotros aquella luz  de  la fe
que iluminó al apóstol San Pablo
para la propagación de tu gloria.


Próxima entrada: 29 de enero, San Pedro Nolasco

21 de enero de 2016

21 de enero: Santa Inés

Hoy se celebra la Memoria de Santa Inés, virgen y mártir. Se trata de una de las santas más populares;  vivió entre los siglos III y IV, y su nombre está en el Canon Romano.

Inés "siendo aún adolescente, ofreció en Roma el supremo testimonio de la fe, consagrando con el martirio el título de la castidad. Obtuvo victoria sobre su edad y sobre el tirano, suscitó una gran admiración ante el pueblo y adquirió una mayor gloria ante el Señor. Hoy se celebra el día de su sepultura", dice el Martirologio Romano.  Tenía apenas trece años cuando fue martirizada.  

Es patrona de la castidad y de las vírgenes, así como de las novias, los niños y los jardineros.

Tradicionalmente se representa a Santa Inés con un cordero y una palma. El origen del cordero como atributo iconográficio de Santa Inés es la semejanza entre las palabras latinas «agnus» (cordero) y «Agnes» (Inés). En la Basílica de Santa Inés, en Roma, se ofrecen cada año, el 21 de enero, dos corderitos, mientras se entona la antífona «Stans a dextris ejus agnus, nive candidior, Christus sive sponsam et martyrem consecravit» ("Permaneciendo 'Inés' {"agnus" [cordero, puro, víctima]} a su derecha, Cristo, creador de la pureza ["nive", la nieve, la blancura], la consagró como esposa y mártir"). Con la lana de dichos animales se confeccionan luego los palios para los Arzobispos de todo el mundo; los palios son colocados en el Altar de la Confesión de la Basílica de San Pedro,  sobre la tumba del Apóstol, en la vigilia de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo. Luego el Papa entrega o envía los palios a los Arzobispos designados en el último año.


Hemos elegido para honrar la Memoria de Santa Inés una pequeña pero bonita imagen de la santa, que se venera en el Santuario Eucarístico Jesús Sacramentado, en Corrientes y Pringles.



La Oración Colecta de la Memoria de hoy dice:

Dios todopoderoso y eterno, que eliges a los débiles para confundir a los fuertes de este mundo, concédenos a cuantos celebramos el triunfo de tu mártir santa Inés imitar la firmeza de su fe. 

Próxima entrada: 25 de enero, Conversión de San Pablo

18 de enero de 2016

18 de enero: Santa Margarita de Hungría

Dice para el día de hoy el Martirologio: "En Buda, ciudad de Hungría, santa Margarita, virgen, hija del rey Bela IV, a la cual sus padres dedicaron a Dios para obtener la liberación de los tártaros y, niña aún, entró en el monasterio de monjas de la Orden de Predicadores e hizo profesión a los doce años y se entregó totalmente a Dios, dedicándose a imitar generosamente a Cristo crucificado (1270)".

Una imagen de Santa Margarita de Hungría se venera en la histórica Basílica del Santísimo Rosario, contigua al Convento de Santo Domingo, en Buenos Aires:


Próxima entrada: 21 de enero, Santa Inés

15 de enero de 2016

15 de enero: San Arnoldo Janssen

El 15 de enero de 1909, en la aldea de Steyl, en los Países Bajos, murió Arnoldo Janssen, presbítero, quien, para difundir la fe, a través de las misiones "ad gentes", fundó en 1875 la Sociedad del Verbo Divino. 

Había nacido en Goch, Alemania, en 1837, segundo entre diez hermanos. Vivió en un hogar donde se vivía una profunda religiosidad. 

El 15 de agosto de 1861 fue ordenado sacerdote para la diócesis de Münster y fue asignado a enseñar Ciencias Naturales y Matemáticas en una escuela secundaria. 

Por su profunda devoción al Sagrado Corazón de Jesús fue nombrado director diocesano del Apostolado de la Oración. Poco a poco crecieron su conciencia de las necesidades espirituales de  aquellos que estaban más allá de los límites de su propia diócesis, y su preocupación por la misión universal de la Iglesia. Decidió dedicar su vida a despertar en la iglesia alemana la conciencia de su responsabilidad misionera. Con este objetivo en mente, en 1873 renunció a su cargo docente y fundó «El pequeño mensajero del Corazón de Jesús». En esta revista mensual ofrecía noticias misionales y animaba a los católicos de lengua alemana a hacer más por las misiones. Eran tiempos difíciles para la iglesia en Alemania, a causa del  «Kulturkampf» («batalla por la cultura»), que implicaba una serie de leyes anti-católicas, la expulsión de sacerdotes y religiosos y  el encarcelamiento de varios obispos. Arnoldo Janssen sugirió que tal vez algunos de los sacerdotes expulsados podrían ser enviados a las misiones o ayudar en la preparación de misioneros. Poco a poco, Arnoldo fue descubriendo que era  él el llamado a cumplir esa difícil tarea.  

El 8 de septiembre de 1875,  Arnoldo inauguró la casa misional en Steyl (Holanda): esa es la fecha fundacional de la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino. Menos de cuatro años después, en marzo de 1879, partieron los dos primeros misioneros hacia China: Juan Bautista Anzer y  José Freinademetz.

En 1889 decidió fundar una congregación femenina, las Siervas del Espíritu Santo. Las primeras Hermanas misioneras tuvieron como destino la Argentina en 1895.

En 1896, San Arnoldo eligió a algunas de las Hermanas para formar una rama de clausura, las Siervas del Espíritu Santo de Adoración Perpetua. Su servicio a la misión sería rezar día y noche por la Iglesia y especialmente por las otras dos congregaciones misioneras, manteniendo un servicio ininterrumpido de adoración al Santísimo Sacramento.

A la muerte de Arnoldo, su obra ya había cobrado una dimensión inimaginable. Hoy, más de 6.000 misioneros del Verbo Divino trabajan  en 63 países; las misioneras Siervas del Espíritu Santo son más de 3.800 hermanas y más de 400 las Siervas del Espíritu Santo de Adoración Perpetua.

Fue beatificado en 1975 por Pablo VI y fue canonizado en 2003 por Juan Pablo II.

La imagen que elegimos corresponde a una bella imagen que se venera desde 1975 en la Basílica del Espíritu Santo, sede de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, atendida "ad nutum Sanctae Sedis" por los Misioneros del Verbo Divino.

Próxima entrada: 18 de enero, Santa Margarita de Hungría.

10 de enero de 2016

Fiesta del Bautismo de Jesús


Un vitral en la iglesia castrense Nuestra Señora de Luján nos permite unirnos a la fiesta del Bautismo de Jesús, con que se cierra el tiempo de Navidad.

El Prefacio de la fiesta de hoy dice:


En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno.

Tú quisiste expresar, con signos admirables en el río Jordán,
el misterio del nuevo bautismo,
para que, por tu voz celestial, se manifestase
que tu Palabra habitaba entre los hombres,
y, por el Espíritu, que bajó en forma de paloma,
se reconociera que Cristo, tu servidor,
había sido ungido con el óleo de la alegría
y enviado a evangelizar a los pobres.

Por eso, con los coros celestiales,
te alabamos en la tierra llenos de alegría,
cantando sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.

Hosanna en el cielo.


Próxima entrada: 15 de enero, San Arnoldo Janssen

6 de enero de 2016

6 de enero: Solemnidad de la Epifanía del Señor


La Solemnidad de la Epifanía celebra la manifestación del Señor a los pueblos paganos, reepresentados en los Magos venidos del Oriente para adorar al Niño recién nacido.

Ilustramos este misterio con una pintura que puede verse en una pared de la iglesia de Jesús Sacramentado, en Corrientes y Pringles, justo detrás del altar mayor. Los tres Magos ofrecen sus dones al Niño, que está en brazos de su Madre.


Oración sobre las Ofrendas (según el Misal de 1981 de la Conferencia Episcopal Argentina):


Señor, mira bondadoso  los dones de tu Iglesia,
que ya no te ofrece oro, incienso y mirra,
sino lo que por  estos dones mismos dones 
se proclama,  se inmola y se recibe:
Jesucristo, nuestro  Señor.

Próxima entrada: 10 de enero, Bautismo del Señor

1 de enero de 2016

1° de enero: Solemnidad de Santa María, Madre de Dios

Innumerables imágenes podrían ilustrar la solemnidad que se celebra hoy, ligada indisolublemente a la Navidad: la de Santa María, Madre de Dios. Hemos elegido una que corresponde a uno de los altares laterales de la Catedral de Buenos Aires.  


La pintura muestra a María sentada en un magnífico trono, con su Hijo, que sostiene una pequeña cruz, parado en su regazo;  mientras que otra imagen -la de Nuestra Señora de La Paz, también con el Niño en sus brazos- completa y acompaña perfectamente la celebración de la Jornada Mundial de la Paz, que asimismo se celebra hoy.


 La imagen de Nuestra Señora de La Paz tiene una interesante historia:



Antífona de entrada de la Misa de hoy (del poeta latino Sedulio):

Te aclamamos, santa Madre de Dios, porque has dado a luz 
al rey que gobierna cielo y tierra por los siglos de los siglos.



Oración Colecta:


Señor Dios, 
que por la fecunda virginidad de María 
diste al género humano el don de la salvación eterna, 
concédenos sentir la intercesión de aquella 
por quien recibimos al autor de la vida.


Próxima entrada:  6 de enero,  Epifanía del Señor