29 de octubre de 2016

"Santa María en sábado"





Una imagen de la Virgen María pintada en el ábside de la iglesia de María Inmaculada, en Córdoba y Gallo.


Acuérdate, ¡oh piadosísima Virgen María!,
de que jamás se ha oído decir
que ninguno de los que han acudido a tu protección,
implorando tu asistencia y reclamando tu socorro,
haya sido desamparado.
Animado por esta confianza, a Ti también acudo,
¡oh Madre, Virgen de las vírgenes!,
y gimiendo bajo el peso de mis pecados
me atrevo a comparecer ante tu presencia soberana.
¡Oh Madre de Dios!, no deseches mis súplicas,
antes bien, escúchalas y acógelas benignamente.
Amén.

28 de octubre de 2016

28 de octubre: Fiesta de los Santos Simón y Judas

En los bellos vitrales de la iglesia de San Gabriel de la Dolorosa, en Olivos, están representados cada uno de los doce Apóstoles.

Hoy compartimos las fotos (que tomé en el verano) correspondientes a los vitrales de los santos cuya memoria se celebra hoy: San Simón y San Judas Tadeo.
    


La representación iconográfica de estos apóstoles se basa en las tradiciones acerca de su vida y sobre todo de su muerte.

San Simón, apodado el Zelote (por pertenecer a esa secta) o el Cananeo (por provenir de Caná), aparece en décimo o en undécimo lugar en las listas de apóstoles (Lc 6, 15 y Mc 3, 18, respectivamente). Poco sabemos de su vida, pero una tradición lo señala como el novio que se casaba en las Bodas de Caná.  Después de Pentecostés,  predicó el Evangelio en Egipto. Por San Fortunato, obispo de Poitiers (del siglo VI), sabemos que fue sepultado en Persia, donde había sido muerto con su compañero San Judas. Una iglesia antigua dedicada a Simón existía ya entre el siglo VI y el VIII en Nicopsis, en la costa del Mar Negro. El vitral que vemos hoy recoge una tradición que cuenta que en su martirio fue cortado con una sierra de leñador por los adoradores del sol en Persia. El atributo de la sierra es el más clásico desde el siglo XV. Por ello lo invocan como patrono los aserradores; también lo hacen los tintoreros, porque según una leyenda él mismo era tintorero. 


San Judas Tadeo es llamado «hijo de Santiago» (Lc 6, 16) y «hermano» (es decir primo) del Señor, de Santiago, de José y de Simón (Mc 6, 13; Mt 13, 55).   Ocupa el último lugar en la enumeración de los Doce que figura en Hech 1, 13Es el autor de una Epístola canónica, en la que se presenta a sí mismo como «servidor de Jesucristo, hermano de Santiago» (Judas 1, 1; se trata de San­tiago el Menor). Según la tradición, que es más bien tardía, y que fue recogida desde el siglo VIII en el Martirologio Romano, predicó el Evangelio en Mesopotamia y luego marchó con Simón a Persia, donde ambos sufrieron juntos el martirio. Santa Brígida cuenta en sus Revelaciones que el Señor la exhortó a invocar a este apóstol con confianza. Actualmente la devoción a San Judas Tadeo es muy viva en la piedad popular, ya que se le atribuye ayuda en trances desesperados. Se lo representa a veces con una imagen de Cristo en el pecho, a causa de su parentesco con el Señor, de quien, según la leyenda, era muy parecido. En el vitral que vemos hoy, en cambio, aparece con el atributo más clásico de la maza, supuesto instrumento de su martirio (hasta el siglo XIV se lo representaba con espada, alabarda y hacha); lleva también una palma de mártir.


Próxima entrada: 29 de octubre, "Santa María en sábado"

22 de octubre de 2016

22 de octubre: San Juan Pablo II

La Memoria de San Juan Pablo II se celebra en el aniversario del solemne inicio de su pontificado. Elegido Papa el 16 de octubre de 1978, Juan Pablo II dio formal comienzo a su ministerio como Obispo de Roma, y recibió el palio y el Anillo del Pescador, el 22 de octubre siguiente; en esa misa pronunció la célebre frase que marcó todo su papado: 

¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo!
Abrid a su potestad salvadora los confines de los Estados, 
los sistemas económicos y los políticos, 
los extensos campos de la cultura, de la civilización y del desarrollo. 
¡No tengáis miedo!

Había nacido en Polonia el 18 de mayo de 1920; fue ordenado sacerdote en 1946. Pío XII lo nombró Obispo Tiular de Ombi y Auxiliar de Cracovia en 1958. En 1964 asumió como Arzobispo de Cracovia. Tres años después fue creado Cardenal Presbítero del Título de San Cesáreo en el Palatino. En 1978 fue elegido Papa tras la muerte de Juan Pablo I, y ejerció el pontificado por más de 26 años. Murió el 2 de abril de 2005, y en sus funerales muchos fieles pidieron con gritos y carteles: "¡Santo súbito!".  El 13 de mayo siguiente, fecha delicadamente elegida adrede, su sucesor dio formal comienzo a la causa de canonización. Juan Pablo II fue beatificado en 2011 por Benedicto XVI y canonizado en 2014 por Francisco I.


Ilustramos la entrada de hoy, en homenaje a San Juan Pablo Magno, con una bella imagen que se exhibe en el nártex de la iglesia de Santa Ana de Glew. Juan Pablo II aparece siendo abrazado por la Virgen María, de quien él era tan devoto (recordemos su lema episcopal, "Totus Tuus").

Próxima entrada: 28 de octubre, San Simón y San Judas Tadeo

18 de octubre de 2016

18 de octubre: Fiesta de San Lucas

El Evangelista San Lucas, con su símbolo tradicional (el toro), en uno de los cuatro pilares de la cúpula de la iglesia de San Jorge del Patriarcado Ortodoxo de Antioquía. El 21 de septiembre, en la Fiesta de San Mateo, mostramos la imagen que corresponde a ese Evangelista.

En la Oración Colecta de la misa de hoy se hace referencia a "los escritos" de Lucas (es decir, su Evangelio y los Hechos de los Apóstoles) y al lugar especial que en ellos tiene la misericordia de Dios para con los pobres:

Dios nuestro, que elegiste a san Lucas
para revelar con su predicación y sus escritos
el misterio de tu amor a los pobres,
concede, 
a nosotros que nos gloriamos del nombre de cristianos,
tener un solo corazón y una sola alma,
y  a todos los pueblos del mundo, 
llegar a descubrir tu salvación.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios, por los siglos de los siglos.

Aludiendo sutilmente a la condición de médico que la tradición le otorga a San Lucas, dice  la Oración sobre las ofrendas:

Por estos dones celestiales concédenos, Padre,

servirte con libertad de espíritu,
para que la ofrenda que te presentamos en la fiesta de san Lucas
nos sirva de medicina espiritual
 nos alcance la gloria eterna.

Próxima entrada: 22 de octubre, San Juan Pablo II

15 de octubre de 2016

15 de octubre: Santa Teresa de Jesús

Visitamos nuevamente el Monasterio de Carmelitas Descalzas ubicado en la calle Potosí entre Acuña de Figueroa y Gascón, para compartir imágenes de su Titular, Santa Teresa, cuya Memoria se celebra hoy.



Santa Teresa de Jesús, "nacida en Ávila, ciudad de España, y agregada a la Orden Carmelitana, llegó a ser madre y maestra de una observancia más estrecha; en su corazón concibió un plan de crecimiento espiritual bajo la forma de una ascensión por grados del alma hacia Dios, pero a causa de la reforma de su Orden hubo de sufrir dificultades, que superó con ánimo esforzado. Compuso libros, en los que muestra una sólida doctrina y el fruto de su experiencia", dice el Martirologio.


Nació en 1515 y murió en 1582; fue beatificada en 1614 y canonizada en  1622.
En 1970 fue declarada Doctora de la Iglesia.


La primera foto muestra una pintura en el techo, justo sobre el altar mayor; se ve a la santa recibiendo rayos de luz del Espíritu Santo, y a sus pies una cinta con lo que fue su "lema": "Aut pati aut mori", "Padecer o morir".
En las otras fotos se ve la parte central del retablo gótico, con Nuestra Señora del Carmelo y, en la parte más alta, la imagen de Santa Teresa de Jesús.

Tomé las fotos en mayo de este año.

12 de octubre de 2016

12 de octubre: Nuestra Señora del Pilar

Celebramos a la Virgen del Pilar, Patrona de España y de la Hispanidad,  compartiendo la bella imagen que se exhibe en la Basílica de San José de Flores.


Oración Colecta de la misa de hoy:

Dios todopoderoso y eterno,
que en la gloriosa Madre de tu Hijo
has concedido un amparo celestial
a quienes la honran con la advocación del Pilar,
concédenos, por su intercesión, fortaleza en la fe,
seguridad en la esperanza y constancia en el amor.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.

8 de octubre de 2016

"Santa María en sábado"

Una bella imagen mariana que se venera en la iglesia de San Roque, en Plaza y Charlone, ilustra esta entrada sabatina.



De la "Misa 8" del Común de la Virgen María para el tiempo "durante el año":

Antífona de entrada
Eres feliz, santa Virgen María, y digna de toda alabanza, 
porque de ti nació el sol de justicia, Jesucristo, nuestro Señor, 
por quien fuimos salvados y redimidos.

Oración colecta
Dios todopoderoso, concede a tus fieles,
confortados por la protección de la santísima Virgen María,
que por ella seamos librados de los males de este mundo
y alcancemos las alegrías del cielo.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios, por los siglos de los siglos.


4 de octubre de 2016

4 de octubre: San Francisco de Asís

Celebramos hoy a uno de los santos más populares y queridos de la historia de la Iglesia: San Francisco de Asís, nacido en 1182, muerto en la tarde del 3 de octubre de 1226, y canonizado menos de dos años después.

El Martirilogio dice en su página dedicada al 4 de octubre: "Memoria de san Francisco, el cual, después de una juventud despreocupada, se convirtió a la vida evangélica en Asís, localidad de Umbría, en Italia, y encontró a Cristo sobre todo en los pobres y necesitados, haciéndose pobre él mismo. Instituyó los Hermanos Menores y, viajando, predicó el amor de Dios a todos y llegó incluso a Tierra Santa. Con sus palabras y actitudes mostró siempre su deseo de seguir a Cristo, y escogió morir recostado sobre la nuda tierra".

El Martirologio dice lo esencial, pero deja afuera otros muchos rasgos de la vida, la espiritualidad y la misión de este gran santo, que son difíciles de sintetizar en unas pocas líneas. Su humildad y su pobreza, su amor por la naturaleza, su devoción por el misterio de la Navidad representado en el pesebre, su identificación con la Pasión de Cristo, cuyas llagas llevó en sus propias manos... son sólo algunos aspectos de la vida de San Francisco que lo hacen tan especial. Invitamos a los lectores a visitar el Directorio Franciscano, donde podrán encontrar no sólo la biografía de Francisco y las obras atribuidas a él, sino también diversas legendae, hagiografías de los principales santos de la Orden que fundó, documentos e intervenciones pontificias acerca del Poverello y de su Orden, estudios críticos, etcétera.

De allí tomamos las "Alabanzas del Dios Altísimo" (en su "Forma B") con las que cerramos esta entrada, no sin antes mencionar el origen de la imagen de hoy: es una foto que tomé el pasado Miércoles de Ceniza en la iglesia de San Bernardo, en la localidad marítima homónima, en el Partido de la Costa.

Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas. 
Tú eres fuerte, tú eres grande, tú eres altísimo, tú eres rey omnipotente, 
tú, Padre santo, rey del cielo y de la tierra. 
Tú eres trino y uno, Señor Dios de dioses, 
tú eres el bien, todo el bien, el sumo bien, Señor Dios vivo y verdadero. 
Tú eres amor, caridad; tú eres sabiduría, tú eres humildad, tú eres paciencia, 
tú eres belleza, tú eres mansedumbre, tú eres seguridad, tú eres quietud, tú eres gozo, 
tú eres nuestra esperanza y alegría, tú eres justicia, tú eres templanza, 
tú eres toda nuestra riqueza a satisfacción. 
Tú eres belleza, tú eres mansedumbre; 
tú eres protector, tú eres custodio y defensor nuestro; 
tú eres fortaleza, tú eres refrigerio. 
Tú eres esperanza nuestra, tú eres fe nuestra, tú eres caridad nuestra, 
tú eres toda dulzura nuestra, tú eres vida eterna nuestra: 
Grande y admirable Señor, Dios omnipotente, misericordioso Salvador. 

1 de octubre de 2016

1° de octubre: Santa Teresita del Niño Jesús

«Llevábanle a menudo rosas que deshojaba ella sobre su crucifijo, acariciándolo con cada pétalo y como un día cayesen por tierra esas sagradas reliquias: “Recoged estos pétalos —dijo—;  más tarde os servirán para obsequiar. No perdáis ninguno”. Efectivamente: han servido no sólo para obsequiar, sino para obrar milagros».



«A las siete y algunos minutos, volviéndose nuestra pequeña mártir hacia la Madre Priora, le dijo:
Madre mía, ¿no estoy ya en la agonía? ¿No voy a morir?
—Sí, hija mía, es la agonía, pero quizá quiere Jesús prolongarla algunas horas.
Entonces, con resignado acento, añadió:
—Pues... vaya... vaya. .. ¡Ah! no  quisiera padecer menos de lo que padezco.
Mirando después su crucifijo, exclamó:
¡Oh... le amo! ... Dios mío... os... amo.
Estas fueron sus últimas palabras. Apenas las hubo pronunciado, cuando [quedó] con la cabeza inclinada hacia la derecha, en la actitud de aquellas vírgenes mártires ofreciéndose ellas mismas a filo del  cuchillo, o más bien, como una victima de amor, esperando que el divino Arquero le dispare la abrasada flecha, de cuya herida quiere morir. . .

De pronto se incorporó de nuevo,  como si la llamara una voz misteriosa,  abrió los ojos y los fijó con brillante expresión de paz celestial y de indecible felicidad, un poco más arriba de la  imagen de María. Duró aquella mirada el espacio de un Credo; después su alma seráfica, presa del Águila divina, voló a los cielos.
      
Algunos días antes de abandonar el mundo, nos había dicho la Santa: La muerte de amor que deseo es la de Jesús en la Cruz».

Los fragmentos transcriptos corresponden al capítulo XII  de "Historia de un alma", la autobiografía de Santa Teresita, en la versión de Editorial Difusión del año 1943, prologada por Hugo Wast.

La imagen que mostramos al comienzo se venera en la iglesia del Monasterio Santa Teresa, en Potosí al 4000, en el barrio de Almagro; tomé la foto en mayo de este año.

Santa Teresita del Niño Jesús nació en 1873. Ingresó siendo aún muy joven en el Monasterio de las Carmelitas Descalzas de Lisieux, en Francia, y, en palabras del Martirologio, "llegó a ser maestra de santidad en Cristo por su inocencia y simplicidad". Murió el 30 de septiembre de 1897. Fue beatificada por Pío XI en 1923 y canonizada por el mismo Papa en 1925. En 1927 fue proclamada Patrona de las Misiones, junto con San Francisco Javier. En el año 1997, San Juan Pablo II la proclamó Doctora de la Iglesia.