22 de agosto de 2017

22 de agosto: María Reina

En la Memoria de María, Reina, visitamos la iglesia porteña dedicada a la Asunción de la Santísima Virgen. Está ubicada en Gaona 2798.


"A la Reina del Cielo, ya desde los primeros siglos de la Iglesia católica, elevó el pueblo cristiano suplicantes oraciones e himnos de loa y piedad, así en sus tiempos de felicidad y alegría como en los de angustia y peligros; y nunca falló la esperanza en la Madre del Rey divino, Jesucristo, ni languideció aquella fe que nos enseña cómo la Virgen María, Madre de Dios, reina en todo el mundo con maternal corazón, al igual que está coronada con la gloria de la realeza en la bienaventuranza celestial.

Y ahora, después de las grandes ruinas que aun ante Nuestra vista han destruido florecientes ciudades, villas y aldeas; ante el doloroso espectáculo de tales y tantos males morales que amenazadores avanzan en cenagosas oleadas, a la par que vemos resquebrajarse las bases mismas de la justicia y triunfar la corrupción, en este incierto y pavoroso estado de cosas Nos vemos profundamente angustiados, pero recurrimos confiados a nuestra Reina María, poniendo a sus pies, junto con el Nuestro, los sentimientos de devoción de todos los fieles que se glorían del nombre de cristianos".



"Procuren, pues, (...)  todos cuantos recurren al trono de la gracia y de la misericordia de nuestra Reina y Madre, para pedir socorro en la adversidad, luz en las tinieblas, consuelo en el dolor y en el llanto, y, lo que más interesa, procuren liberarse de la esclavitud del pecado, a fin de poder presentar un homenaje insustituible, saturado de encendida devoción filial, al cetro real de tan grande Madre. Sean frecuentados sus templos por las multitudes de los fieles, para en ellos celebrar sus fiestas; en las manos de todos esté la corona del Rosario para reunir juntos, en iglesias, en casas, en hospitales, en cárceles, tanto los grupos pequeños como las grandes asociaciones de fieles, a fin de celebrar sus glorias. En sumo honor sea el nombre de María más dulce que el néctar, más precioso que toda joya; nadie ose pronunciar impías blasfemias, señal de corrompido ánimo, contra este nombre, adornado con tanta majestad y venerable por la gracia maternal; ni siquiera se ose faltar en modo alguno de respeto al mismo. Se empeñen todos en imitar, con vigilante y diligente cuidado, en sus propias costumbres y en su propia alma, las grandes virtudes de la Reina del Cielo y nuestra Madre amantísima. Consecuencia de ello será que los cristianos, al venerar e imitar a tan gran Reina y Madre, se sientan finalmente hermanos, y, huyendo de los odios y de los desenfrenados deseos de riquezas, promuevan el amor social, respeten los derechos de los pobres y amen la paz. Que nadie, por lo tanto, se juzgue hijo de María, digno de ser acogido bajo su poderosísima tutela si no se mostrare, siguiendo el ejemplo de ella, dulce, casto y justo, contribuyendo con amor a la verdadera fraternidad, no dañando ni perjudicando, sino ayudando y consolando".

(Pío XII, Encíclica "Ad Caeli Reginam", 11 de octubre de 1954)

La imagen que ilustra la entrada de hoy corresponde a un vitral del templo mencionado al principio; representa la coronación de la Virgen María por parte de la Trinidad Santísima.

Próxima entrada: 24 de agosto (San Bartolomé)

18 de agosto de 2017

18 de agosto: Beato Manés de Guzmán

Hace pocos días evocamos aquí a la Beata Juana de Aza, madre de Santo Domingo. Pero otro hijo de Juana alcanzó también el honor de los altares: Manés de Guzmán, unos años mayor que Domingo y también miembro de la Orden de Predicadores.


Manés se unió muy pronto a la Orden fundada por su hermano. Luego, "una vez confirmada la Orden por el papa Honorio III",  Domingo "decidió dispersar sus frailes por el mundo, haciéndoles salir del monasterio de Prulla, verdadera cuna de la Orden, para que establecieran en diversos países nuevas casas que sirvieran de centros irradiadores de la verdad evangélica.  La dispersión tuvo lugar el día de la Asunción de Nuestra Señora, de 1217, fecha que ha pasado a las crónicas de la Orden con el calificativo de Pentecostés Dominicano"  Acaban de cumplirse 800 años de ese acontecimiento. Manés "formaba parte del grupo que salió con dirección a París, para, como atestigua Juan de Navarra, "estudiar, predicar y fundar un convento" en la capital de Francia" .

Más tarde, cuando fundó la comunidad femenina en Madrid, Santo Domingo designó como Vicario a su hermano Manés, quien así se reintegró a su patria para continuar en ella su vida religiosa.

A la muerte de su santo hermano, que rápidamente fue canonizado, Manés exhortó a los habitantes de Caleruega, el común pueblo natal, para que edificaran allí una iglesia en honor de Domingo, lo cual se hizo.



Manés murió poco después, hacia 1235, y enseguida comenzó a ser venerado como santo. Confirmado por León XII el culto a su madre Juana de Aza a ruegos del Rey de España y otros notables del reino,  los mismos señores elevaron a Roma el pedido para que su hijo Manés también recibiera los honores del culto. Por ello Manés fue proclamado Beato por el papa Gregorio XVI, sucesor de León XII, en 1834.

Tomé el año pasado en la Basílica del Santísimo Rosario (Convento de Santo Domingo) las fotos que ilustran la entrada de hoy.

Nota: la fecha de hoy es la que ofrece el Propio de la Orden de Predicadores. En el Martirologio, el Beato Manés figura el 30 de julio.

✳ Fuente: "Santoral Dominicano"

Próxima entrada: 22 de agosto (María Reina)

13 de agosto de 2017

Domingo XIX del Tiempo Ordinario

Hoy, Domingo XIX  "Durante el Año" del Ciclo A, se lee en la misa este fragmento del Evangelio de San Mateo (14, 22-33), que transcribimos en versión de la "Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy" (que elegimos porque mantiene la palabra "ánimo", cuya importancia veremos):
Jesús hizo que los discípulos subieran a la barca y fueran delante de Él a la otra orilla, mientras Él despedía a la multitud. Después de despedir a la multitud, subió al monte a solas para orar; y al anochecer, estaba allí solo. Pero la barca ya estaba muy lejos de tierra, y era azotada por las olas, porque el viento era contrario. A la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.
Y los discípulos, al ver a Jesús andar sobre el mar, se turbaron, y decían: “¡Es un fantasma!”. Y de miedo, se pusieron a gritar. Pero enseguida Jesús les dijo: “Tengan ánimo, soy Yo; no teman”.
Y Pedro le respondió: “Señor, si eres Tú, mándame que vaya a Ti sobre las aguas”. “Ven”, le dijo Jesús. Y descendiendo Pedro de la barca, caminó sobre las aguas, y fue hacia Jesús. Pero viendo la fuerza del viento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó: “¡Señor, sálvame!”.Al instante Jesús, extendiendo la mano, lo sostuvo y le dijo: “Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?”.
Cuando ellos subieron a la barca, el viento se calmó. Entonces los que estaban en la barca lo adoraron, diciendo: “En verdad eres Hijo de Dios”.
Bellamente  es ilustrado este pasaje por un vitral de la Catedral de Mar del Plata, en foto que tomé en   febrero de 2012. 
Al pie de la imagen, evocando las palabras de Jesús, se lee precisamente "BUEN ÁNIMO".



Próxima entrada:  18 de agosto (Beato Manés)

12 de agosto de 2017

"Santa María en sábado"


Hoy es sábado, día dedicado a la Virgen María; pero también es 12 de agosto, Día de la Reconquista, que celebra la liberación  de Buenos Aires de la ocupación británica en la Primera Invasión Inglesa, en 1806. Por eso es muy apropiado mostrar una foto de Nuestra Señora del Rosario de la Reconquista y Defensa de Buenos Aires, imagen que se venera en la histórica Basílica del Santísimo Rosario, iglesia anexa al Convento de santo Domingo.

Tras producirse la toma de Buenos Aires por los invasores, Liniers se dirigió al templo del Convento de Santo Domingo el primer domingo de julio de 1806,  y ante la Virgen del Rosario hizo el voto de entregarle las banderas que tomara al enemigo como trofeo de la victoria, implorando su protección. 

Tras la completa victoria criolla, el 12 de agosto, en carta al Virrey, Liniers afirma que la victoria se debe "más a una protección conocida y concedida del cielo, que a mis débiles y limitados medios".  Días más tarde,  en una solemne función de acción de gracias,  cumpiendo su promesa, hace  entrega de cuatro banderas inglesas a la Virgen del Rosario.

"Reconocido a los favores que le dispensó María Santísima del Rosario en todas las acciones, y en cumplimiento de su promesa, el día 24 del dicho mes de agosto, dobló con una solemnísima función… las cuatro banderas, dos del regimiento número 71, y las dos de marina que tomó a los ingleses, confesando deber toda la felicidad de las armas de nuestro amado Soberano, al singular y visible patrocinio de N.ª Sra. Del Rosario de las Victorias".

Al año siguiente, otro ejército inglés sitia Buenos Aires. Liniers consigue una nueva victoria, la Defensa, y en acción de gracias por la repetida protección de la Virgen, el Cabildo de Buenos Aires resuelve celebrar todos los años, en el templo de Santo Domingo, una fiesta solemne. Liniers en persona vuelve a ofrecer a la Virgen dos banderas tomadas en aquella gloriosa jornada de 1807.  Ofrece las banderas, dice, "en testimonio de mi gratitud del novenario solemne que hicieron pidiendo a la Madre de las Misericordias el feliz éxito de mis esfuerzos contra los enemigos de su culto, la que se consiguió completa el primer domingo de mes, en que con más especialidad la invocamos".

Próxima entrada: 13 de agosto (Domingo XIX Durante el Año)

5 de agosto de 2017

5 de agosto: Nuestra Señora de las Nieves




Nuestra Señora de las Nieves, Segunda Patrona de Buenos Aires. 
Imagen de venerable antigüedad que se conserva en el templo de San Ignacio.

Próxima entrada: 12 de agosto (Santa María en Sábado: Nuestra Señora del Rosario de la Reconquista y Defensa de Buenos Aires)

2 de agosto de 2017

2 de agosto: Beata Juana de Aza

Juana de Aza fue la madre de Santo Domingo de Guzmán.

Nació en Aza, en Castilla la Vieja, hacia el 1135. Nada sabemos acerca de sus primeros años. Se casó -seguramente siendo muy joven-  con Félix de Guzmán, gobernador de Calaruega, (una villa de la provincia de Burgos) y hombre de cierta riqueza. 

Dice en un sitio dedicado al Santoral Dominicano"Era una virtuosa dama, compasiva y generosa con los pobres, a quienes socorría con largueza (...) Su casa estaba siempre abierta para atender a enfermos, peregrinos y necesitados. Su vida fue ejemplo de amor conyugal, oración en familia y formación cristiana".

"El Beato Jordán de Sajonia, uno de sus biógrafos, dejó constancia escrita (...) de que, cuando ella estaba embarazada esperando a Domingo, tuvo una visión", que más tarde sería emblema de la Orden de Predicadores: vio "que en su vientre llevaba un perro con una antorcha encendida junto a un mundo. Preocupada, fue a orar al monasterio de Silos para entender el posible significado. Mientras le oraba a Santo Domingo de Silos, éste se le apareció y le reveló su significado: El hijo que nacerá iluminará el mundo con la predicación del Evangelio. La madre, en agradecimiento le puso a su hijo el nombre de Domingo en honor al Santo Abad. Sus esfuerzos por educar cristianamente a sus hijos despertó en ellos su vocación, distinguiéndose ellos por su santidad".

El perro se convirtió en el símbolo de la orden de Santo Domingo. Por eso en la imagen que ilustra la entrada de hoy se ve a Juana junto a su hijo pequeño y, a su lado, un perro con una antorcha en su hocico. Asimismo el perro, que también aparece en el escudo de la Orden, dio lugar al juego de palabras  en virtud del cual a los dominicos se los llama «Domini canes» ("los perros [guardianes] del Señor").

A la muerte de Juana, el pueblo empezó a venerarla espontáneamente. A pedido del Rey de España,  el culto de la beata Juana fue confirmado en 1828.


Las fotos que hemos visto las tomé en la Basílica del Santísimo Rosario de la ciudad de Buenos Aires; se trata de la iglesia aneja al Convento de Santo Domingo. 

Próxima entrada: 5 de agosto (Nuestra Señora de las Nieves)

1 de agosto de 2017

1 de agosto: San Alfonso María de Ligorio

"La memoria obligatoria de San Alfonso, muerto en Nocera dei Pagani (Campania, Italia) el 1 de agosto de 1787, canonizado en 1839 y proclamado Doctor de la Iglesia en 1871, exalta a otro fundador de instituto religiosos, la Congregación del Santísimo Redentor, en una época dominada por el racionalismo y por la Iglesia estatal", dice Lodi en "Santos del Calendario Romano".

Nacido en 1696 en Marianella, cerca de Nápoles, de una antigua familia noble, se doctoró en derecho civil y canónico con sólo diecisiete años. Abandonó la abogacía en 1723, y tres años después fue ordenado sacerdote a la edad de treinta años.

"Se dedicó primeramente a la formación de los misioneros para China en un seminario fundado en Nápoles, prodigándose también a favor de los enfermos en la epidemia que atacó a Nápoles en 1729 y predicando las misiones a los pobres de la ciudad. Pero el obispo de Castellammare di Stabia, Tomás Falcoia, lo invitó a predicar las misiones a los pobres abandonados de la campiña (...) y una religiosa de un convento (M.C. Crostarosa) le reveló los designios de Dios acerca de él para la fundación de un nuevo instituto". No sin difilcultades, Alfonso emprendió la fundación: el Instituto del Santísimo Redentor. El papa Benedicto XIV lo aprobó en 1749. Pronto la obra se difundió fuera de Italia, así como  la rama contemplativa de las redentoristas. 

Tras varios años de dedicación a su instituto,  a los 66 años fue nombrado obispo -contra su voluntad-  por el papa Clemente XIII.  La imagen que ilustra nuestra entrada de hoy lo muestra justamente exhibiendo las insignias episcopales.  Pero a causa de una enfermedad que lo aquejaba, tuvo que dejar el cargo episcopal años más tarde. Otras tareas y problemas de su instituto ocuparon su tiempo y atención en los años siguientes, hasta su muerte a la edad de 91 años.

Las dos fotos las tomé en la Basílica de San José de Flores, donde se venera su imagen.


Próxima entrada: 2 de agosto, Beata Juana de Aza

26 de julio de 2017

26 de julio: San Joaquín y Santa Ana

En la iglesia dedicada a Santa Ana en Villa del Parque se venera este conjunto de imágenes, de no gran mérito artístico, que representa a San Joaquín y a Santa Ana junto a su hija, la Virgen María, siendo una niña de corta edad.


Oración colecta:
Señor, Dios de nuestros padres,
tú concediste a san Joaquín y santa Ana
la gracia que de ellos naciera María,
la madre de tu Hijo encarnado;
otórganos, por sus ruegos,
alcanzar la salvación prometida a tu pueblo.

Próxima entrada: 1° de agosto (San Alfonso María de Ligorio)

25 de julio de 2017

25 de julio: Beato Dionisio Pamplona Polo


Esta imagen se venera en la iglesia porteña dedicada a San José de Calasanz. No hay mucho para agregar, pues el mismo cuadro ofrece los datos biográficos del beato, que vivió varios años en Buenos Aires y más tarde fue uno de los innumerables mártires de la persecución religiosa en España durante la Guerra Civil.

Próxima entrada: 26 de julio (San Joaquín y Santa Ana)

22 de julio de 2017

22 de julio: Fiesta de Santa María Magdalena

El año pasado, con motivo de la Memoria de Santa María Magdalena, publicamos una nota en la que señalábamos que, en la actualidad, la Liturgia no atribuye a la santa la condición de pecadora o prostituta, ni de penitente, como era común hasta hace los años 60. En realidad, ello se debe a que no hay ningún dato en la Biblia que permita suponer con verosimilitud que María Magdalena fuera pecadora pública o ejerciera la prostitución.

Sin embargo, como es lógico, en los templos de cierta antigüedad la imagen de la Magdalena aparece con los atributos iconográficos que indican su condición de pecadora y penitente: pelo largo, despeinado y suelto; una cruz; un cráneo...

Así vemos representada a la santa en la imagen que acompaña estas líneas. Tomé la foto a fines de 2015 en la Basílica del Santísimo Rosario, en Belgrano y Defensa.

Para acompañar esta imagen, es justo transcribir el Introito -o versículo de entrada- de la misa de Santa María Magdalena según el Misal anterior a la reforma propiciada por el Concilio Vaticano II.

"Me exspectaverunt peccatores, ut perderent me; testimonia tua intellexi. Omni consummationi vidi finem, latum praeceptum tuum nimis"

Es decir (en traducción del Misal del padre Azcárate): 
"Acecháronme los pecadores para perderme; mas yo, Señor, comprendí tus mandamientos; vi en qué paran las cosas más perfectas: sólo tu ley dura para siempre" (Sal 118, 95s).




Próxima entrada: 24 de julio,  Beato Dioniso Pamplona

15 de julio de 2017

15 de julio: San Buenaventura

Entre las grandes figuras de la Edad Media, junto a San Francisco de Asís y a Santo Tomás de Aquino, lumbreras del siglo XIII, sin duda puede ponerse a San Buenaventura, "Doctor Seraficus", perteneciente a la orden fundada por el primero y fallecido el mismo año que el segundo. Hoy se celebra su memoria.  

Así lo elogia el Martirologio: "Memoria de la inhumación de San Buenaventura, obispo de Albano, en Italia, y Doctor de la Iglesia, celebérrimo por su doctrina, por la santidad de su vida y por las preclaras obras que realizó en favor de la Iglesia. Como ministro general rigió con gran prudencia la Orden de los Hermanos Menores, siendo siempre fiel al espíritu de San Francisco, y en sus numerosos escritos unió suma erudición y ardiente piedad. Cuando estaba prestando un gran servicio al II Concilio Ecuménico de Lyon, mereció pasar a la visión beatífica de Dios".


Mucho podría decirse acerca de este gran santo, pero baste lo que señaló un contemporáneo suyo, un notario pontificio anónimo:   "Hombre bueno, afable, piadoso y misericordioso, lleno de virtudes, amado por Dios y por los hombres... De hecho, Dios le había concedido una gracia tan grande, que todos los que lo veían quedaban invadidos por un amor que el corazón no podía ocultar". 



Las  fotos que ilustran esta entrada las tomé en dos ocasiones distintas en la Basílica de San José de Flores, donde se venera su imagen. 

Próxima entrada: 22 de julio (Santa María Magdalena)

13 de julio de 2017

13 de julio: San Enrique

Hoy se recuerda a San Enrique II, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico , quien murió el 13 de julio de 1024.  El Martirologio refiere que "según la tradición, de acuerdo con su esposa Cunegunda puso gran empeño en reformar la vida de la Iglesia y en propagar la fe en Cristo por toda Europa, donde, movido por un celo misionero, instituyó numerosas sedes episcopales y fundó monasterios".


Una bella imagen de San Enrique se venera en la iglesia parroquial de San Antonio de Areco, en la provincia de Buenos Aires.

Oración Colecta de hoy:

Dios nuestro,
que con la abundancia de tu gracia ayudaste a san Enrique
y lo elevaste del reino terreno
a la contemplación de las realidades eternas;
te pedimos, por su intercesión,
que en medio de la inestabilidad del mundo presente
caminemos hacia ti con un corazón puro.


Próxima entrada: 15 de julio, San Buenaventura

8 de julio de 2017

"Santa María en sábado"


La bella imagen de la Virgen María que preside el retablo principal de la Catedral Metropolitana de Buenos Aires viene hoy a ilustrar la memoria sabatina en honor de la Madre de Dios. 


Salve, tú guía al eterno consejo;
Salve, tú prenda de arcano misterio.
Salve, milagro primero de Cristo;
Salve, compendio de todos los dogmas.

Salve, celeste escalera que Dios ha bajado;
Salve, oh puente que llevas los hombres al cielo. 
Salve, de angélicos coros solemne portento;
Salve, de turba infernal lastimero flagelo.

Salve, inefable, la Luz alumbraste;
Salve, a ninguno dijiste el secreto.
Salve, del docto rebasas la ciencia;
Salve, del fiel iluminas la mente.

Salve, ¡Virgen y Esposa! 
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Próxima entrada: 13 de julio (San Enrique)

6 de julio de 2017

6 de julio: Santa María Goretti

María Goretti era una humilde niña italiana que pasó "una infancia difícil, ayudando a su madre en las labores de la casa",  y se distinguió desde pequeña por su piedad. "Cuando no contaba más que doce años, murió en defensa de su castidad, a causa de las puñaladas que le asestó un joven que intentaba violarla cuando se hallaba sola en su casa, cercana a la localidad de Nettuno, en la región del Lacio" (Martirologio Romano).

María Goretti murió horas después del salvaje ataque, no sin antes perdonar a su agresor. Su asesino, condenado a treinta años de prisión, en los primeros tiempos se mostró obstinado en no arrepentirse de su pecado; pero una noche tuvo un sueño en el que vio a María que recogía flores en el campo y se acercaba a ofrecérselas, diciéndole que él también podía ir al cielo si se convertía. Entonces cambió totalmente y se transformó en un prisionero ejemplar; fue indultado antes de terminar su condena.

La fama de María Goretti se extendió rápidamente por todo el mundo, no sólo a causa de su muerte injusta y prematura, sino también por la santidad de la vida de la niña. El pueblo la invocaba espontáneamente como santa, y por su intercesión se produjeron varios milagros. 

Fue beatificada por Pío XII en 1947; a la ceremonia asistieron la madre de la niña, dos de sus hermanas y uno de sus hermanos.   Tres años después, en el Año Santo de 1950, el mismo Pontífice canonizó a María Goretti, ante la multitud más numerosa vista hasta entonces  en una canonización.  El asesino de la niña, ya libre y reformado, asistió a la celebración.


La imagen que vemos en la entrada de hoy se venera en el templo dedicado a la Inmaculada Concepción, sobre la avenida Independencia casi Bernardo de Irigoyen.

Próxima entrada: 8 de julio (Santa María "en sábado")

3 de julio de 2017

3 de julio: Fiesta de Santo Tomás

En el templo dedicado 
a San Gabriel de la Dolorosa 
en Vicente López 
(provincia de Buenos Aires) 
hay hermosos vitrales 
que representan a los Apóstoles.

Vemos hoy,
en el día de su fiesta,
el que corresponde 
a Santo Tomás.

El santo,
famoso por el episodio
de su incredulidad
tras la resurrección
de Jesucristo,
es representado aquí
con su más tradicional
atributo iconográfico:
una escuadra.

El motivo de que Tomás
aparezca representado habitualmente
con una escuadra
guarda relación con un episodio
de su vida
que se encuentra en el libro de los
Hechos de Tomás.

La tradición, 
ya desde el siglo IV,
señala que Tomás 
evangelizó la India,
donde habría logrado la conversión
del rey Gundaphar o Gundifar
y  -seguimos aquí el libro
"El año litúrgico", de J. Pascher-
"hallazgos de moneda 
han confirmado la existencia de un rey de ese nombre 
a mediados del siglo I".

En los Hechos de Tomás "se dice, en efecto, que el rey Gundifar 
encargó al apóstol le construyera un palacio romano; 
el apóstol habría dado a los pobres las copiosas  cantidades de dinero 
que se pusieron a su disposición, y así construyó al rey un palacio en el cielo".
Junto con la escuadra a veces también se lo representa con piedras para la construcción.
Por eso mismo "arquitectos, canteros y otros oficios de construcción y hasta agrimensores lo veneran como patrono".

Próxima entrada: 6 de julio (Santa María Goretti)

1 de julio de 2017

"Santa María en sábado"

Tomé esta foto
en una
iglesia de Rosario
en diciembre 
de 2006;
por entonces,
por supuesto,
no sabía
que una década 
más tarde
iba a comenzar
con este blog.

Cada vez que,
a lo largo
de este año,
celebremos
la memoria
sabatina
de la Virgen,
acompañaremos
cada imagen
con un fragmento
del célebre himno
"Akathistos",
en honor de la Madre de Dios,
propio de la 
Liturgia Bizantina.











Salve, tú guía al eterno consejo;
Salve, tú prenda de arcano misterio.
Salve, milagro primero de Cristo;
Salve, compendio de todos los dogmas.

Salve, celeste escalera que Dios ha bajado;
Salve, oh puente que llevas los hombres al cielo. 
Salve, de angélicos coros solemne portento;
Salve, de turba infernal lastimero flagelo.

Salve, inefable, la Luz alumbraste;
Salve, a ninguno dijiste el secreto.
Salve, del docto rebasas la ciencia;
Salve, del fiel iluminas la mente.

Salve, ¡Virgen y Esposa! 
Salve, ¡Virgen y Esposa!

Próxima entrada: 3 de julio (Santo Tomás, Apóstol)

29 de junio de 2017

29 de junio: Solemnidad de San Pedro y San Pablo

Para celebrar la Solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo,  volvemos hoy al hermoso templo de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa del Patriarcado de Antioquía, dedicado San Jorge. 



En el frente del templo hay tres coloridas imágenes hechas con mosaicos: una del Titular del templo, una de la Virgen con el Niño, y la restante mostrando a San Pedro y San Pablo con sus atributos tradicionales (llaves y espada, respectivamente).



De la tradición litúrgica de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa de Antioquía, transcribimos esta plegaria (Katísmata Tercera - Tono Octavo de los Maitines de la Solemne Conmemoración de los gloriosos y alabadísimos Corifeos de los Santos Apóstoles y Patronos de la Sede Antioquena). Tomamos la oración del sitio web oficial de la Arquidiócesis de Buenos Aires y de toda la Argentina de dicha Iglesia.


Vengan, alabemos a los dos grandes astros de esplendorosa luz: 

Pedro y el sapientísimo Pablo, 
quienes se habían manifestado como corifeos de los Apóstoles. 
Porque brillaron por el fuego divino y quemaron toda la oscuridad del error. 
Entonces, se han devenido en merecedores de la ciudadanía del Reino Celestial; 
e iguales en el trono por la Gracia. 
Por lo tanto, exclamémosles diciendo: 
"Pidan, oh Apóstoles de Cristo Dios, 
el perdón de las transgresiones 
de aquellos que con anhelo celebran vuestra santa conmemoración".

Próxima entrada: 1° de julio (Santa María en sábado)

27 de junio de 2017

27 de junio: San Cirilo de Alejandría

Cirilo de Alejandría es una de las grandes figuras de la Iglesia de los primeros siglos.

Nacido seguramente en Alejandría en el último tercio del siglo IV, fue elegido para la sede de esa ciudad en 412. Era un hombre firme, imperativo, de acción, pero también un gran pensador y escritor. 

En 428, Nestorio, elegido Patriarca de Constantinopla, comenzó a suscitar polémicas porque -en palabras de Benedicto XVI- "en su predicación prefería para María el título de "Madre de Cristo" (Christotokos), en lugar del de "Madre de Dios" (Theotokos), ya entonces muy querido por la devoción popular. El motivo de esta decisión del obispo Nestorio era su adhesión a la cristología de la tradición antioquena que, para salvaguardar la importancia de la humanidad de Cristo, acababa afirmando su separación de la divinidad. De este modo no era ya verdadera la unión entre Dios y el hombre en Cristo y, por tanto, ya no se podía hablar de 'Madre de Dios".

Cirilo se opuso rotundamente a Nestorio, y tras años de desavenencias doctrinales sobre este punto, el Papa decidió convocar un Concilio Ecuménico en Éfeso, que comenzó en el año 431.

El Concilio de Éfeso, suscribiendo la postura de Cirilo de Alejandría, proclamó la Maternidad Divina de María. 

Cirilo murió el 27 de junio del 444. Fue declarado Doctor de la Iglesia en 1882. 

En su encíclica "Orientalis Ecclesia", emitida con ocasión del XV centenario de la muerte del santo, Pío XII lo llama "auténtica gloria de la Iglesia oriental". Por su parte, en una de sus catequesis dedicadas a los Padres de la Iglesia en 2007, Benedicto XVI evoca los títulos de "custodio de la exactitud" y "sello de los Padres" con que honró a San Cirilo de Alejandría el Oriente griego; también lo llama "un incansable y firme testigo de Jesucristo".




La imagen que ilustra esta entrada puede verse en una de las pechinas de la Basílica de Nuestra Señora del Socorro, en Buenos Aires. Tomé la foto en diciembre de 2015.

Próxima entrada: 29 de junio, San Pedro y San Pablo

23 de junio de 2017

Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús

Una bella imagen 
del Sagrado Corazón de Jesús, 
que se venera 
en la iglesia 
de Santa María 
de los Ángeles, 
ilustra la entrada         
de hoy.

La Solemnidad 
del Sagrado Corazón de Jesús 
se celebra el viernes que sigue 
a la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo 
(donde esta se celebra en el domingo siguiente a la Santísima Trinidad, 
como ocurre en la Argentina).





Sagrado Corazón 
de Jesús:
En Vos confío.





Próxima entrada:
27 de junio,   
San Cirilo
de Alejandría

18 de junio de 2017

Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo


Para honrar la solemnidad de Corpus Christi, que celebramos hoy, visitamos la grandiosa Basílica del Santísimo Sacramento, ubicada en Retiro. La primera imagen corresponde a un ángel que sostiene una cinta con las palabras de Jesús: "Esto es mi Cuerpo".

En la segunda se aprecia el altar mayor y la custodia monumental que es el distintivo de ese hermoso templo:


"ADOREMUS IN AETERNUM"

Próxima entrada:  21 de junio,   San Luis Gonzaga

13 de junio de 2017

13 de junio: San Antonio de Padua

Honramos hoy a San Antonio de Padua,  presbítero y Doctor de la Iglesia, gran predicador y taumaturgo; sin dudas, uno de los santos más populares de todos los tiempos.

Para celebrar hoy su fiesta tomamos un fragmento del antiguo libro "Flos Sanctorum de la familia cristiana", del P. Francisco De Paula Morell sj, que relata una conocida anédcota de la vida de San Antonio de Padua:


"Una vez, disputando con un hereje
llamado Bonibillo,
que negaba la presencia de Cristo 
en la Eucaristía, 
hizo que la mula del hereje, 
a pesar de haber estado 
tres días sin comer, 
dejase la cebada 
que le ponían delante, 
para arrodillarse 
delante del Santísimo Sacramento;
con este milagro se convirtió
aquel principal maestro 
de los herejes".


El episodio es representado en la pintura que vemos junto a estas líneas, la cual se exhibe en la iglesia parroquial de San Antonio de Areco, consagrada justamente al santo de Padua.

Próxima entrada:  Corpus Christi (18 de junio)

11 de junio de 2017

Solemnidad de la Santísima Trinidad


Visitamos hoy nuevamente, como lo hicimos anteayer, la iglesia porteña dedicada a la Santísima Trinidad (en avenida Cabildo 3680).  

El magnífico cuadro ubicado detrás del altar mayor del templo ilustra la entrada de la solemnidad de hoy. La pintura muestra una representación clásica de la Trinidad: el Padre, anciano de larga barba blanca, con cetro real y el mundo en su mano, indicando que es Creador; el Hijo con su rostro tradicional, sosteniendo la Cruz redentora; en medio de ellos, la Paloma que representa al Espíritu santificador.


De entre tantos santos especialmente devotos de la Santísima Trinidad, elegimos en esta ocasión a San Arnoldo Janssen; una de sus oraciones preferidas nos ayuda a vivir la solemnidad de hoy.



Sea conocido, amado y adorado por los hombres 
Dios uno y trino: 
la omnipotencia del Padre, 
la sabiduría del Hijo 
y el amor del Espíritu Santo.
Amén.

Próxima entrada: 13 de junio,   San Antonio de Padua