29 de junio de 2016

29 de junio: Solemnidad de San Pedro y San Pablo


Un hermoso vitral ubicado cerca de la puerta principal del templo de San Agustín, en Recoleta, sirve para unirnos a la Solemnidad de San Pedro y San Pablo.

Prefacio

En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno.

Porque en los Apóstoles san Pedro y san Pablo
nos das un motivo de gran alegría:
Pedro fue el primero en confesar la fe,
Pablo, el insigne maestro que la interpretó;
aquél formó la primera Iglesia con el resto de Israel,
éste la extendió entre los paganos llamados a la fe.

Ambos congregaron, por diversos caminos,
a la única familia de Cristo
y, coronados por un mismo martirio,
son igualmente venerados por tu pueblo.

Por eso, con los santos y los ángeles,
te albamos, diciendo sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor
Dios del Universo.
Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.
Hosanna en el cielo.
Bendito el que viene en nombre del Señor.
Hosanna en el cielo.


Próxima entrada: 2 de julio (Santa María en Sábado)

27 de junio de 2016

27 de junio: San Cirilo de Alejandría



"Te saludamos, María, Madre de Dios, tesoro digno de ser venerado por todo el orbe, lámpara inextinguible, corona de la virginidad, trono de la recta doctrina, templo indestructible, lugar propio de aquel que no puede ser contenido en lugar alguno, madre y virgen, por quien es llamado bendito, en los santos evangelios, el que viene en nombre del Señor.

Te saludamos, a ti, que encerraste en tu seno virginal a aquel que es inmenso e inabarcable; a ti, por quien la santa Trinidad es adorada y glorificada; por quien la cruz preciosa es celebrada y adorada en todo el orbe; por quien exulta el cielo; por quien se alegran los ángeles y arcángeles; por quien son puestos en fuga los demonios; por quien el diablo tentador cayó del cielo; por quien la criatura, caída en el pecado, es elevada al cielo; por quien toda la creación, sujeta a la insensatez de la idolatría, llega al conocimiento de la verdad; por quien los creyentes obtienen la gracia del bautismo y el aceite de la alegría; por quien han sido fundamentadas las Iglesias en todo el orbe de la tierra; por quien todos los hombres son llamados a la conversión".

Se trata del fragmento de una alocución de San Cirilo de Alejandría en el Concilio de Éfeso. Allí, Cirilo fue un eminente defensor de la Maternidad Divina de María, dogma que finalmente el Concilio de Éfeso proclamó. Transcurría el año 431. Hoy se celebra, en la Forma Ordinaria del Rito Romano, la Memoria de San Cirilo de Alejandría, Doctor de la Iglesia.

La imagen que ilustra la entrada de hoy corresponde a una de las pinturas que adornan las columnas de la Basílica de la Inmaculada Concepción, sobre la avenida Independencia a metros de la avenida Nueve de Julio.

Próxima entrada: 29 de junio, San Pedro y San Pablo

25 de junio de 2016

"Santa María en sábado"


Una delicada imagen de la Virgen con el Niño, de rasgos y estilo orientales, se venera en la parroquia de la Visitación de María, en Nazca y Páez.



No conocemos la advocación. Pero de todos modos podemos unirnos en la plegaria a la Madre de Dios mediante estas Preces de Laudes del Común de la  Bienaventurada Virgen María:


Elevemos nuestras súplicas al Salvador, que quiso nacer de María Virgen, y digámosle:



      Que tu santa Madre, Señor, interceda por nosotros.


Sol de justicia, a quien María Virgen precedía cual aurora luciente,
      haz que vivamos siempre iluminados por la claridad de tu presencia.

Palabra eterna del Padre, tú que elegiste a María como arca de tu morada,
      líbranos de toda ocasión de pecado.

Salvador del mundo, que quisiste que tu Madre estuviera junto a tu cruz,
      por su intercesión concédenos compartir con alegría tus padecimientos.

Señor Jesús, que colgado en la cruz entregaste María a Juan como madre,
      haz que nosotros vivamos también como hijos suyos.

Próxima entrada: 27 de junio, San Cirilo de Alejandría

21 de junio de 2016

21 de junio: San Luis Gonzaga

Dice hoy el Martirologio: "Memoria de San Luis Gonzaga religioso, que, nacido de nobilísima estirpe y admirable por su pureza, renunció a favor de su hermano el principado que le correspondía e ingresó en Roma en la Orden de la Compañía de Jesús. Murió, apenas adolescente, por haber asistido durante una grave epidemia a enfermos contagiosos".

Nacido en 1568, manifestó desde niño una extraordinaria piedad, un profundo espíritu de mortificación, y un acendrado amor a la virtud, incluso en medio de las obligaciones cortesanas que su condición y linaje le imponían.

Con apenas 18 años ingresó en la Compañía de Jesús, en la que fue un novicio modelo. 

En 1591, Roma fue atacada por una virulenta epidemia de fiebre. Los jesuitas abrieron un hospital en el que prestaban servicios todos los miembros de la orden. Allí Luis desplegó una actividad extraordinaria cuidando a los enfermos, consolándolos e instruyéndolos, y cumpliendo cualquier tarea que fuese necesaria. Al poco tiempo, él mismo cayó víctima del mal. Pensó que moriría, y con alegría  recibió el viático y la unción. Pero, contra todas las predicciones, se recuperó de aquella enfermedad. Sin embargo, su salud quedó seriamente quebrantada.

Pese a su debilidad, siempre continuó con sus prácticas piadosas.  Solía preguntarle a su confesor, que era nada menos que San Roberto Bellarmino, si creía que algún hombre pudiese volar directamente a la presencia de Dios, sin pasar por el purgatorio.  San Roberto creía sinceramente que eso ocurriría con Luis.  En una ocasión, Luis cayó en un arrobamiento que se prolongó durante toda la noche, y fue entonces cuando se le reveló que habría de morir en la octava del Corpus Christi. Durante todos los días siguientes, recitó el «Te Deum» como acción de gracias.

En la noche entre el 20 y el 21 de junio de 1591, con los ojos clavados en el crucifijo y el nombre de Jesús en sus labios, falleció con apenas 23 años. Fue canonizado en 1726. Es el Patrono de la Juventud.

La imagen que ilustra esta entrada se venera en la Basílica de Nuestra Señora de la Merced. Como todas las fotos de este blog, la tomé personalmente.

Oración Colecta

Señor Dios  nuestro, autor de todo bien,
que has querido unir en san Luis Gonzaga
una admirable inocencia de vida
y un austero espíritu de penitencia,
concédenos, por su intercesión,
que si no hemos sabido imitarlo en su vida inocente,
lo sigamos en el camino de la penitencia.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo
y es Dios, por los siglos de los siglos.


Próxima entrada: 25 de junio (Santa María en sábado)

18 de junio de 2016

"Santa María en sábado"

En este sábado, compartimos en este sábado una antigua imagen de Nuestra Señora de los Buenos Aires, que se venera en la basílica porteña homónima.


Oramos con el Prefacio IV de la Santísima Virgen María 

En verdad es justo darte gracias,
Padre santo,
fuente de la vida y de la alegría.

Porque en esta etapa final de la historia
has querido revelarnos
el misterio escondido desde antiguo,
para que así el mundo entero
retorne a la vida y recobre la esperanza.
En Cristo, nuevo Adán,
y en María, nueva Eva,
se revela el misterio de tu Iglesia,
como primicia de la humanidad redimida.
Por este inefable don
la creación entera,
con la fuerza del Espíritu Santo,
emprende de nuevo su camino hacia la Pascua eterna.

Por eso nosotros,

unidos a los ángeles y a los santos,

cantamos a una voz

el himno de tu gloria:


Santo, Santo, Santo ...


Próxima entrada: 21 de junio, San Luis Gonzaga

13 de junio de 2016

13 de junio: San Antonio de Padua

Prácticamente no hay templo donde no se venere alguna imagen de San Antonio, uno de los santos más populares de todos los tiempos. Dado que esta es la primera vez que este blog se encuentra con la fiesta del gran taumaturgo y doctor de Padua, es lógico que las imágenes que hoy compartamos sean precisamente de la basílica dedicada al santo en Buenos Aires.


En la pintura que hay en la parte superior de la pared, detrás del altar mayor, se cita, adaptándola, una frase del salmo 145 (144): "Generatio generationi laudabit opera tua, et potentiam tuam pronuntiabunt. Magnificentiam gloriae maiestatis tuae loquentur et mirabilia tua enarrabunt" (Sal 145, 4-5).



En la traducción del Libro del  Pueblo de Dios, se lee así:  "Cada generación celebra tus acciones y les anuncia a las otras tus portentos:  Ellas publican sus tremendos prodigios y narran tus grandes proezas".  La frase bíblica, referida obviamente al Señor, se aplica aquí en sentido acomodaticio a San Antonio, en particular por los numerosos milagros que se le atribuyen. En la pintura se ve gente de "todas las naciones, razas, pueblos y lenguas" en actitud de celebrar la gloria de San Antonio.


Próxima entrada: 18 de junio, Santa María en sábado 

12 de junio de 2016

Domingo XI del Tiempo Ordinario

Hoy, Domingo XI "durante el año" del ciclo C, se lee en la misa el siguiente Evangelio (Lc 7, 36-50):

"Un fariseo invitó a Jesús a comer con él. Jesús entró en la casa y se sentó a la mesa.
Entonces una mujer pecadora que vivía en la ciudad, al enterarse de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de perfume. Y colocándose detrás de él, se puso a llorar a sus pies y comenzó a bañarlos con sus lágrimas; los secaba con sus cabellos, los cubría de besos y los ungía con perfume.
Al ver esto, el fariseo que lo había invitado pensó: «Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la mujer que lo toca y lo que ella es: ¡una pecadora!»
Pero Jesús le dijo: «Simón, tengo algo que decirte». 
«Di, Maestro!», respondió él.
«Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios, el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, perdonó a ambos la deuda. ¿Cuál de los dos amará más?».
Simón contestó: «Pienso que aquel a quien perdonó más». 
Jesús le dijo: «Has juzgado bien».  
Y volviéndose hacia la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y tú no derramaste agua sobre mis pies; en cambio, ella los bañó con sus lágrimas y los secó con sus cabellos.  Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entré, no cesó de besar mis pies. Tú no ungiste mi cabeza; ella derramó perfume sobre mis pies. Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor. Pero aquel a quien se le perdona poco, demuestra poco amor».
Después dijo a la mujer: «Tus pecados te son perdonados».
Los invitados pensaron: «¿Quién es este hombre, que llega hasta perdonar los pecados?».
Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz»".



La conocida escena de la mujer pecadora a los pies de Jesús está magníficamente representada en uno de los siete vitrales del ábside de la Basílica del Espíritu Santo. Cada uno de ellos representa un sacramento, y el que vemos hoy corresponde al sacramento de la Penitencia.

Observemos también que el ángel que aparece en la parte superior del vitral sostiene una cinta con un texto bíblico, en este caso tomado del libro de Joel (3, 1): "Effundam spiritum meum super omnem carnem": "Y sucederá que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne".  La elección de este versículo para el vitral relacionado con la Penitencia y el perdón de los pecados, seguramente tiene en cuenta el significado bíblico de la palabra "carne" cuando "denota al individuo humano connotando su condición débil y caduca, cuya última consecuencia es la muerte" (*).

(*)    Mateos y Barreto: "Vocabulario Teológico del Evangelio de Juan"


Próxima entrada: 13 de junio, San Antonio de Padua

6 de junio de 2016

Lunes de la X semana "durante el año"

El lunes de la X semana durante el año, es decir hoy, se lee el Evangelio de las Bienaventuranzas según San Mateo (5, 1-12):






"Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él.
Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo:

«Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

Felices los afligidos, porque serán consolados.

Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.

Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.

Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.

Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, 
porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, 
y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí»".




Las Bienaventuranzas están representadas en la gran estrella octogonal que ocupa el techo del crucero de la Basílica del Espíritu Santo. Cada ángel lleva una cinta (o libro) con una bienaventuranza:






Comenzando con el único ángel que tiene un libro, que está "de cabeza" en la primera foto y en su posición normal en la foto que precede a este párrafo,  y en el sentido horario, tenemos:


 Beati pauperes spiritu (Felices los pobres de espíritu)
Beati, qui patiuntur (Felices los que padecen...)
Beati pacifici (Felices los pacíficos)
Beati mundo corde (Felices los puros de corazón)
Beati misericordes (Felices los misericordiosos)
Beati, qui esuriunt (Felices los que tienen hambre...)
Beati, qui lugent (Felices los que lloran)
Beati mites (Felices los mansos)


Felices los mansos
Próxima entrada: Domingo XI durante el año (12 de junio)

4 de junio de 2016

Inmaculado Corazón de María


Con esta antigua y bonita imagen, que se venera en el templo de la Inmaculada Concepción de avenida Independencia,  honramos la celebración de hoy. Al día siguiente de la Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, es decir, el sábado posterior al segundo domingo después de Pentecostés, la liturgia romana celebra, con formulario propio, la memoria del Inmaculado Corazón de la Virgen María.

Del Misal de la Virgen María, transcribimos la Oración Colecta de la Misa 28, "El Inmaculado Corazón de la Virgen María":


Señor, Dios nuestro,
que hiciste del inmaculado Corazón de María 
una mansión para tu Hijo
y un santuario del Espíritu Santo, 
danos un corazón limpio y dócil, 
para que, sumisos siempre a tus mandatos, 
te amemos sobre todas las cosas 
y ayudemos a los hermanos en sus necesidades. 


Próxima entrada: Lunes X durante el año (6 de junio)

3 de junio de 2016

Solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús








Tomé estas fotografías en la Pascua del año 2012. Corresponden a la grandiosa Basílica del Sagrado Corazón de Jesús en Barracas. Nos unimos así a la solemnidad de hoy.

Próxima entrada: Inmaculado Corazón de María (4 de junio)