26 de diciembre de 2016

26 de diciembre: Santa Vicenta María López y Vicuña



Vicenta María López y Vicuña nació en Navarra en 1847 y murió en Madrid el 26 de diciembre de 1890. Fundó en 1876  la Congregación de las Hermanas de María Inmaculada, que fue aprobada por León XIII en 1888.

Fue beatificada por el papa Pío XII en el Año Santo de 1950 y canonizada en el siguiente Jubileo, en 1975, por Pablo VI.  En algunos calendarios su Memoria se celebra el 25 de mayo, aniversario de su canonización.


Las Religiosas de María Inmaculada están presentes en la Argentina desde 1912. En la ciudad de Buenos Aires las hermanas tienen una casa con iglesia propia, en Córdoba y Gallo; se trata de un hermoso templo dedicado, justamente, a María Inmaculada. 

En ese templo de María Inmaculada se venera la imagen que hoy publicamos.

Próxima entrada: 1° de enero, Santa María Madre de Dios

25 de diciembre de 2016

25 de diciembre: Solemnidad de la Natividad de nuestro Señor Jesucristo

Visité la Basílica de la Inmaculada Concepción dela ciudad de Concepción del Uruguay hacia el final del tiempo navideño del año pasado, y por ello tuve ocasión de apreciar, justo antes de que lo desarmaran, el hermoso pesebre que ilustra la entrada de hoy.


Oración Postcomunión:

Dios misericordioso,
hoy nos ha nacido el Salvador del mundo;
te pedimos que así como nos ha hecho hijos tuyos,
también nos haga partícipes de su inmortalidad.
Que vive y reina por los siglos de los siglos.

Próxima entrada: 26 de diciembre, Santa María Soledad López Vicuña

22 de diciembre de 2016

22 de diciembre: Santa Francisca Javier Cabrini

Hoy se celebra la memoria de Santa Francisca Javier (o Javiera) Cabrini, italiana de nacimiento  pero estadounidense por adopción, a quien así elogia el Martirologio:  "En Chicago, del estado de Illinois, en los Estados Unidos de Norteamérica, santa Francisca Javiera Cabrini, virgen, que fundó el Instituto de Misioneras del Sacratísimo Corazón de Jesús, y con eximia caridad se dedicó al cuidado de los migrantes".


Ilustramos la entrada de hoy con una foto de la imagen en  mosaicos que hay en el frente de l templo que lleva el nombre de la santa, en el barrio de Flores.

Próxima entrada: 25 de diciembre, Natividad del Señor

15 de diciembre de 2016

14 de diciembre: San Juan de la Cruz


"Memoria de san Juan de la Cruz, presbítero de la Orden de los Carmelitas y doctor de la Iglesia, el cual, por consejo de santa Teresa, fue el primero de los hermanos que emprendió la reforma de la Orden, empeño que sostuvo con muchos trabajos, obras y duras tribulaciones, y, como lo demuestra en sus escritos, «buscando una vida escondida en Cristo y quemado por la llama de su amor, subió al monte de Dios por la noche oscura». Descansando finalmente en el Señor, en Úbeda, lugar de la provincia española de Jaén".




Oración Colecta:

Dios, Padre nuestro, que hiciste a tu presbítero san Juan de la Cruz modelo perfecto de negación de sí mismo y de amor a la cruz, ayúdanos a imitar su vida en la tierra para llegar a gozar de tu gloria en el cielo. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén. 



La imagen que en tres distintas fotos compartimos hoy, se venera en el Monasterio de Santa Teresa de nuestra ciudad, ubicado en el barrio de Almagro.

Próxima entrada: 22 de diciembre, Santa Francisca Javiera Cabrini

12 de diciembre de 2016

12 de diciembre: Fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe


En la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, -Madre, Patrona, Emperatriz y Evangelizadora de América-, compartimos esta imagen, tomada en la iglesia de San Gabriel de la Dolorosa en Olivos. La Virgen de Guadalupe aparece rodeada por todas las banderas de las naciones americanas.

Oración colecta

Dios y Padre de misericordia,
que has puesto a tu pueblo bajo la especial protección
de la santísima Madre de tu Hijo,
concede, a cuantos invocan a la Virgen de Guadalupe,
procurar con fe diligente el progreso de los pueblos
por el camino de la justicia y de la paz.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
y es Dios, por los siglos de los siglos.

Próxima entrada: 14 de diciembre, San Juan de la Cruz

9 de diciembre de 2016

9 de diciembre: San Juan Diego

Celebramos hoy la memoria de San Juan Diego.

"San Juan Diego Cuauhtlatoatzain, de la estirpe indígena nativa, varón provisto de una fe purísima, de humildad y de fervor, que logró que se construyera un santuario en honor de la Bienaventurada María Virgen de Guadalupe en la colina de Tepeyac, en la ciudad de México, lugar donde se le había aparecido la Madre de Dios. Hoy es la memoria litúrgica, que evoca la fecha de la primera aparición de la Virgen; la fecha de su muerte es el 30 de mayo", dice el Martirologio.

San Juan Diego nació en 1474. Se llamaba Cuauhtlatoatzin, que en su lengua materna significaba «Águila que habla», o «El que habla con un águila». 
En 1531 tuvo lugar el hecho central de su vida: las apariciones de la Virgen en el Tepeyac. La Virgen se le presentó como  «la Madre del verdadero Dios» y le  encargó que se construyese en su honor un templo. Para convencer al Obispo de la veracidad de los dichos de Juan Diego, el martes 12 de diciembre tuvo lugar el doble prodigio que recoge la imagen.  La Virgen se volvió a presentar al indio y lo invitó a subir hasta la colina de Tepeyac para recoger flores. Pese a que era casi invierno y el lugar era árido, Juan Diego encontró unas hermosas rosas. Las recogió, las colocó en su poncho o «tilma» y se las llevó a la Virgen, quien le mandó presentarlas al  Obispo de México. Una vez ante el Obispo el indió abrió su «tilma» y al  dejar caer las flores ocurrió el segundo milagro: en el burdo tejido apareció, inexplicablemente impresa, la imagen de la Virgen de Guadalupe, tal como el indio la había visto y descripto.

Oración Colecta

Oh Dios, 
que por medio del bienaventurado Juan Diego 
manifestaste a tu pueblo 
el amor de la Santísima Virgen María:
concédenos, por su intercesión, que, 
obedientes a las recomendaciones 
de nuestra Madre de Guadalupe, 
podamos cumplir siempre tu voluntad. 
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, 
que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo 
y es Dios por los siglos de los siglos. 

La imagen que compartimos hoy se venera en la Capilla San Juan Diego en Avellaneda, provincia de Buenos Aires.

Próxima entrada: 12 de diciembre, Nuestra Señora de Guadalupe

7 de diciembre de 2016

7 de diciembre: San Ambrosio

"Memoria de San Ambrosio, Obispo de Milán, y Doctor de la Iglesia (...) el cual, siendo aún catecúmeno, fue escogido para gobernar aquella célebre sede, mientras desempeñaba el oficio de Prefecto de la ciudad. Verdadero pastor y doctor de los fieles, ejerció preferentemente la caridad para con todos, defendió valerosamente la libertad de la Iglesia y la recta doctrina de la fe en contra de los arrianos, y catequizó el pueblo con los comentarios y la composición de himnos", dice hoy el Martirologio Romano.



Una hermosa imagen de San Ambrosio adorna una de las caras del artístico púlpito de la Basílica de Santa Rosa de Lima en la ciudad de Buenos Aires.

Un episodio legendario de su vida "pretende que unas abejas depositaron en sus labios la miel de la ciencia sagrada, mientras, siendo niño, se encontraba en la cuna" (1). Otras versiones cuentan que Ambrosio, estando enfermo en la cuna se vio rodeado de un enjambre de abejas que le entraban por la boca y salían de ella sin hacerle daño, tras lo cual quedó completamente curado.  También se dice que cuando predicaba el Evangelio, sus palabras eran tan dulces que siempre rondaba una abeja alrededor de su rostro.  Es por todo ello que se lo representa con un panal a sus pies.

(1) Duchet-Suchaux y Pastoreau, "Guía iconográfica de la Biblia y los Santos" 

Próxima entrada: 9 de diciembre, San Juan Diego

3 de diciembre de 2016

3 de diciembre: San Francisco Javier



Hoy se celebra -en palabras del Martirologio Romano- la "Memoria  de San Francisco Javier, presbítero de la Orden de la Compañía de Jesús, evangelizador de la India, el cual, nacido en Navarra, fue uno de los primeros compañeros de San Ignacio".  "Movido por el ardor de dilatar el Evangelio", continúa diciendo el Martirologio, "anunció diligentemente a Cristo a innumerables pueblos en la India, en las Molucas y otras islas, y después en Japón. Convirtió a muchos a la fe y, finalmente, murió en la isla de San Xon, en China, consumido por la enfermedad y los trabajos".


Nos unimos a la fecha con una foto, tomada en julio pasado, de la imagen de San Francisco Javier en el templo  porteño homónimo, ubicado sobre la calle Borges, en Palermo.

1 de diciembre de 2016

1° de diciembre: Beato Carlos de Foucauld

Padre mío, me abandono a Ti.
Haz de mí lo que quieras.
Lo que hagas de mí te lo agradezco.
Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo,
con tal que Tu voluntad se haga en mí
y en todas tus criaturas.
No deseo nada más, Dios mío.
Pongo mi vida en Tus manos.
Te la doy, Dios mío, con todo el amor de mi corazón,
porque te amo,
y porque para mí amarte es darme,
entregarme en Tus manos sin medida,
con infinita confianza,
porque Tú eres mi Padre.

Esta hermosa y célebre oración pertenece al Beato Carlos de Foucauld, de cuya muerte se cumple hoy un siglo. Carlos no la escribió tal cual: fue sacada de una meditación más amplia, escrita en 1896, en la cual intentaba unirse a la oración de Jesús en la cruz.


Nacido  en Francia en  1858 en el seno de una familia noble, Carlos vivió una juventud disoluta. Aunque su familia era religiosa, él perdió la fe a los dieciséis años y permaneció en estado de indiferencia durante otros doce. Al llegar a la mayoría de edad, recibió una rica herencia, que dilapidó con su vida licenciosa.

En 1878 ingresó en el ejército y marchó al África, en la época en que Francia colonizaba Argelia.  Tras dejar el ejército,  desde 1883, se dedicó a explorar Marruecos, donde realizó un largo viaje de investigación que le valió una medalla de oro de la Sociedad Geográfica.

Su conversión religiosa se produjo en 1886.  Al descubrir  que la voluntad de Dios era su ingreso en la vida religiosa,  eligió  la Orden del Císter e ingresó en 1890 en la trapa de Nuestra Señora de las Nieves en Francia. Allí conoció la existencia de otra casa de la orden en Siria, donde era mayor la pobreza, y pidió su traslado. Pasó allí seis años, pero aun no estaba del todo satisfecho. Por ello, cuando en 1896 sus superiores lo enviaron a Roma a estudiar Teología,  estando  ya estaba a punto de hacer la profesión perpetua, decidió dejar la orden: deseaba una vida más pobre en Nazaret, imitando a Jesús. Se instaló en Nazaret y se hizo criado de las monjas clarisas. Allí se dedicó completamente a la contemplación y a la pobreza. 

Aun quería otro sitio más pobre donde continuar ese mismo estilo de vida y hacer presente a Jesús en su vida oculta. Para ello en 1900 viajó a Francia para ordenarse sacerdote y decidió luego establecerse en Marruecos, pero no pudo hacerlo, por lo que se instaló en Argelia, cerca de la frontera con Marruecos. Allí vivió su vocación de vida oculta y pobre, al servicio de los hombres, especialmente de los más necesitados; pasaba largas horas en adoración de la Eucaristía y vivía como hermano de todos, acogiendo a pobres y enfermos sin distinción de raza o religión. Desde allí realizó varios viajes por Argelia, siempre en busca de los más pobres.

Atraído por el deseo de ponerse en contacto con las tribus tuareg, se estableció en 1905 en pleno corazón del Sahara. Para preparar el camino a futuros misioneros desarrolló una serie de estudios lingüísticos de gran calidad, y  escribió varios libros, en particular una gramática tuareg y un diccionario bilingüe francés-tuaregEn torno de Carlos fue surgiendo la comunidad de los Hermanitos de Jesús, empeñados en la evangelización de los tuaregs del Sahara.

En el marco de la Primera Guerra Mundial, el 1° de diciembre de 1916 Carlos fue apresado y maniatado por una banda rebelde. Un muchacho lo vigilaba mientras los demás se dedicaban al saqueo de su residencia. El vigilante, nervioso al creer que llegaban soldados, lo mató de un disparo en la cabeza.

El hermano Carlos quería crear una congregación que compartiera su carisma, para lo que escribió diversas reglas; pero no lo logró en vida. Después de su muerte comenzaron a constituirse grupos que deseaban vivir las varias facetas del carisma del hermano Carlos, adoptando diversas formas. Hoy son  once congregaciones religiosas y ocho asociaciones de vida espiritual extendidas por todo el mundo. 

Carlos de Foucauld fue beatificado el domingo 13 de noviembre de 2005 en la Basílica de San Pedro del Vaticano. Hoy es su Memoria litúrgica.

En la Basílica de Nuestra Señora de la Merced, en Buenos Aires, hay una sencilla imagen del beato: