1 de agosto de 2017

1 de agosto: San Alfonso María de Ligorio

"La memoria obligatoria de San Alfonso, muerto en Nocera dei Pagani (Campania, Italia) el 1 de agosto de 1787, canonizado en 1839 y proclamado Doctor de la Iglesia en 1871, exalta a otro fundador de instituto religiosos, la Congregación del Santísimo Redentor, en una época dominada por el racionalismo y por la Iglesia estatal", dice Lodi en "Santos del Calendario Romano".

Nacido en 1696 en Marianella, cerca de Nápoles, de una antigua familia noble, se doctoró en derecho civil y canónico con sólo diecisiete años. Abandonó la abogacía en 1723, y tres años después fue ordenado sacerdote a la edad de treinta años.

"Se dedicó primeramente a la formación de los misioneros para China en un seminario fundado en Nápoles, prodigándose también a favor de los enfermos en la epidemia que atacó a Nápoles en 1729 y predicando las misiones a los pobres de la ciudad. Pero el obispo de Castellammare di Stabia, Tomás Falcoia, lo invitó a predicar las misiones a los pobres abandonados de la campiña (...) y una religiosa de un convento (M.C. Crostarosa) le reveló los designios de Dios acerca de él para la fundación de un nuevo instituto". No sin difilcultades, Alfonso emprendió la fundación: el Instituto del Santísimo Redentor. El papa Benedicto XIV lo aprobó en 1749. Pronto la obra se difundió fuera de Italia, así como  la rama contemplativa de las redentoristas. 

Tras varios años de dedicación a su instituto,  a los 66 años fue nombrado obispo -contra su voluntad-  por el papa Clemente XIII.  La imagen que ilustra nuestra entrada de hoy lo muestra justamente exhibiendo las insignias episcopales.  Pero a causa de una enfermedad que lo aquejaba, tuvo que dejar el cargo episcopal años más tarde. Otras tareas y problemas de su instituto ocuparon su tiempo y atención en los años siguientes, hasta su muerte a la edad de 91 años.

Las dos fotos las tomé en la Basílica de San José de Flores, donde se venera su imagen.


Próxima entrada: 2 de agosto, Beata Juana de Aza

No hay comentarios:

Publicar un comentario